top of page

La bilirrubina en los bebes

Hoy quiero hablarte de un tema que puede salir a relucir en los primeros días de vida, cuando estamos más estresados y ansiosos por entender el lenguaje de comunicación y establecer una rutina, se trata del nivel de bilirrubina en los bebés.



Pero antes de continuar déjame darte la tranquilidad que la bilirrubina en recién nacidos de hecho es una preocupación común entre los padres de recién nacidos.

¿Qué es la bilirrubina?


La bilirrubina es un pigmento amarillo producido por la destrucción de hemoglobina en el recién nacido, es decir producida por la descomposición de los glóbulos rojos en el cuerpo.


La presencia elevada de bilirrubina en los bebés se conoce como ictericia neonatal o ictericia del recién nacido una afección en la que la piel y los ojos del bebé se vuelven amarillos.


En este artículo, quiero contarte algunos mitos e información clave para que estés documentada sobre la bilirrubina en los bebés, cómo prevenir, las señales de alerta y los síntomas a tener en cuenta en caso de que un bebé tenga bilirrubina.


La causa de la bilirrubina en los recién nacidos

La causa más común de esta afección son las anomalías sanguíneas hereditarias, pero también hay otros factores que contribuyen a ello.


Por ejemplo entre los factores que hacen presente el aumento del índice de bilirrubina en las primeras horas de vida de nuestros hijos son:


  • La incompatibilidad Rh entre madre e hijo

  • Puede llegar a presentarse en niños/as con prematuridad.

  • En aquellos casos en los cuales es necesario realizar una transfusión de sangre.

  • Niños que presenten anemia hemolítica

  • También es común en algunas enfermedades metabólicas.


Si bien la bilirrubina puede estar presente de forma natural durante los primeros días después del nacimiento, es importante que si hay un aumento significativo se realice el tratamiento adecuado para evitar complicaciones graves.


La maternidad comporta muchos cambios inesperados (Creeme nos pasa a todas) y no siempre conocidos por los padres, pero es crucial aprender acerca de los posibles problemas de salud que un recién nacido puede enfrentar para ofrecerle la atención adecuada.


Mitos sobre la bilirrubina en los bebés


Hay varios mitos sobre la bilirrubina en los bebés que es importante abordar.


La leche Materna

Uno de los mitos más comunes es que la ictericia es causada por la leche materna. Sin embargo, esto no es cierto.


La ictericia es causada por la acumulación de bilirrubina en el cuerpo del bebé y puede ser el resultado de una variedad de factores, como la inmadurez del hígado del bebé. Es importante no evitar darle al bebé leche materna debido a este mito.


Bilirrubina = ¿Enfermedad grave?


Otro mito común es que la ictericia es una enfermedad grave. En realidad, la ictericia es común en los recién nacidos y, en la mayoría de los casos, no es peligrosa. Sin embargo, es importante monitorear la bilirrubina en los bebés para asegurarse de que no alcance niveles peligrosos.


Cuidados para prevenir la bilirrubina en los bebés


Hay algunos cuidados que los padres y cuidadores pueden tomar para prevenir la acumulación de bilirrubina en los bebés. Una forma es asegurarse de que el bebé esté recibiendo suficiente leche materna o fórmula.


La leche materna ayuda a eliminar la bilirrubina del cuerpo del bebé. Además, los bebés deben tener suficiente exposición a la luz solar indirecta.


La luz solar ayuda a reducir los niveles de bilirrubina en el cuerpo del bebé.


El nivel de bilirrubina de mi bebé, ¿Cuál debe ser?


Una vez el bebé nace de manera inmediata se práctica una rutina de revisión, parte de las acciones que se realiza en la misma es justamente para medir que tenga ictericia (como ya viste ante relacionada a la bilirrubina), este proceso deberá ser practicado las primeras 24 horas después del nacimiento debe medírsele el nivel de bilirrubina de inmediato.


Todos los bebés deben tener al menos una medición de bilirrubina, esta deberá ser realizada mediante un análisis directo en la piel o en la sangre y deberá ser realizada antes de ser dados de alta del hospital o sanatorio donde se encuentren.


Determinar que el bebé requiere de niveles adicionales de bilirrubina depende de:

  • La edad del bebé

  • El nivel de bilirrubina

  • Si el bebé tiene otras cosas que hacen que la ictericia sea más probable.

En este sentido quiero ser totalmente honesta contigo, es necesario que revisen a tu bebé poco después de salir del hospital. De hecho, en la mayoría de los casos, los bebés dados de alta antes de las 48 horas deben ser vistos para una revisión de control.


En Argentina también en este período de tiempo se solicita la realización del estudio, aunque si llegaran a presentarse síntomas muy evidentes el pediatra de turno no dará de alta al bebe hasta regular los niveles.


Señales de alerta sobre la bilirrubina en los bebés


Es importante estar atento a las señales de alerta que pueden indicar que un bebé tiene niveles elevados de bilirrubina.


Estas señales pueden incluir una piel, ojos amarillentos, una falta de energía o dificultad para despertar al bebé, dificultad para alimentarse o la falta de ganancia de peso, o un cambio en la frecuencia o el color de las deposiciones del bebé. Si nota alguna de estas señales en su bebé, es importante consultar con un médico de inmediato.


¿Cuándo desaparece la ictericia?

En aquellos casos en los cuales el bebé está siendo amamantado, la ictericia suele durar aproximadamente un mes, en algunos casos un poco más.


Por otro lado, para aquellos bebés que son alimentados con la leche de fórmula, suele ocurrir que en su mayoría los grandes síntomas de la ictericia desaparezcan en un período de 2 semanas.


Te recomiendo en cualquier caso informarte con el pediatra cuando el bebe tenga ictericia en periodo mayores a:


  • Más de 2 semanas (para los bebés que la alimentación es con leche de fórmula)

  • Más de 4 semanas (para los bebés cuya fuente de alimentación es en su mayoría o únicamente lactancia materna).



9 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page