top of page

Lactancia cómo saber si mi bebe se queda con hambre

Actualizado: 27 oct 2022

Hablemos de la lactancia y una de las preguntas más importantes que todas las mamás, especialmente las primerizas se hacen, En la lactancia ¿Cómo saber si mi bebé se queda con hambre?, está y más preguntas relacionadas con la lactancia responderemos hoy.



La alimentación en el bebé es una de las tareas fundamentales, singularmente en sus primeros años de vida, pero es también la principal razón por la cual cada madre y padre comienza con las preocupaciones y dolores de cabeza, sobre todo porque aún no reconocen las señales del bebé y esto termina agregando estrés en el entorno familiar.


En este sentido el control recurrente de peso de tu bebé con el pediatra no es casualidad, es una métrica excelente para entender si la alimentación es adecuada, ya que si el peso y tamaño de tu bebé está dentro de los estándares es un buen indicio.


Síntomas que determinan si mi bebé se queda con hambre


A continuación te mencionaremos algunos síntomas claves que puedes observar en tu bebé y te dará los indicios para determinar si tu bebé tiene hambre o no.

#1. Medir el crecimiento


En esta fase es lo que comentaba anteriormente, si el pediatra indica que todos los niveles son correctos esto es un indicio que los cuidado y claro la alimentación se está proporcionando de manera correcta.


Lo importante en este punto es prestar atención a los percentiles que el pediatra te muestra y evitar las comparaciones con otros niños o familiares, ya que cada bebé crece a su propio ritmo.


#2. Llorar y llorar


Ahora hablemos del llanto del bebé, es una manera en la cual se está comunicando contigo, pero claro todo es un proceso, sin embargo si el niño después de tomar el pecho continúa con llanto podría ser un gran indicio que aún tiene hambre.


Una forma de saberlo es si al llorar le ofreces el pecho para alimentarlo y lo rechaza es un indicio que llorar por otra situación.


#3. La naturaleza es sabia


Hablemos ahora de la cantidad de leche que produce tu cuerpo, lo habitual es que genere según la demanda, es decir, según la necesidad de tu bebé, el mejor estímulo para aumentar la producción de leche es sin dudas la succión de tu bebé, es por ello que hay niños de 5 años cuyas madres aún continúan lactando y es que mientras el niño esté lactando, el pecho sigue segregando.


#4. La cantidad de tomas


Otro aspecto clave es la cantidad de tomas que el bebé realiza al día la cual debería ser en promedio entre 6 hasta 8 tomas. Una frecuencia menor que esta sería necesario controlar para validar si impacta o no sobre su peso. como te comente antes, con más succión , más leche produces.


¿Qué pasa si mi pecho no genera suficiente leche?


Realmente son pocos los casos de las madres con esta problemática, sin embargo sería necesario evaluar algunos aspectos. Una de las cosas que se puede hacer es contactar una puericultora que nos ayude y acompañe en el período de lactancia, indicándonos cómo colocar al bebé, la boca y el pezón para que pueda alimentarse de manera correcta. Es fundamental que trabajemos en equipo


Ahora bien, en caso de hacer el proceso correctamente, no tener los resultados deseados y ver una pérdida de peso importante en el bebé es necesario pensar en el complemento el cual puede ser leche de un banco de leche humana o leche de fórmula.


Recuerda que la clave es el aumento de peso, pero no te obsesiones con eso, hay muchos factores a tener en cuenta, y ¿sabías que es normal que tu bebé descienda alrededor del 10% de su peso en la primera semana de vida?


La técnica de extracción con las manos


Una técnica clave que puedes comenzar a utilizar es la llamada “extracción manual” esta se utiliza cuando tu bebé no toma del pecho o no tiene la capacidad de extraer la leche que necesita para alimentarse.


En este escenario, se recomienda realizar un masaje en los pechos, posteriormente realizar la extracción haciendo uso de un sacaleche, también puedes colocar los dos pulgares alrededor del pezón para ayudar a la leche a salir, soltando y repitiendo, simulando la extracción del bebé.


Al utilizar esta técnica puedes utilizar compresores para el pecho, es una excelente manera de mantener la lactancia materna y sus beneficios.


¿Qué contiene la leche de fórmula?

Hablemos un poco de los sucedáneos de la leche humana, estas fórmulas medicamentosas, que intentas imitar a la leche de mamá, la constitución general de la leche de fórmula, en líneas generales, los ingredientes cambian de un país a otro, pero algunas características se mantienen.


En primer lugar este tipo de leches en su mayoría están desarrolladas a base de leche de vaca modificada, por otro lado se le suman varios ingredientes la lactosa, aceites vegetales, ácidos grasos, vitaminas, minerales estos de origen vegetal y también animal, además se les suma un par de enzimas y aminoácidos, finalmente la mayoría de este tipo de leche incluye probióticos.


Cabe destacar que este listado no incluye las leches de soja o aquellas que son hipoalergénicas.


Aquí una aclaración importante, la industria farmacéutica ha evolucionado muchísimo y estas leches medicamentosas nos ayudan a brindar un alimento de calidad a bebés con requerimientos específicos, o a aquellos que por algún motivo o elección materna no pueden recibir leche de mamá.

Diferencias entre la leche materna y de fórmula


Ya sabes de antemano que la leche materna tiene una amplia gama de nutrientes para tu bebé, pero ¿Qué pasa si no es posible amamantar?, en este sentido es vital entender las diferencias entre la leche materna y la de fórmula.


  • La leche materna se adapta a las necesidades del bebé y a la demanda que requiere.

  • Está llena de nutrientes que son necesarios para el proceso de crecimiento. En el caso de la leche de fórmula está contiene suplementos como es el caso de la vitamina D que no es aportada por la madre de manera natural.

  • Tiene la capacidad de reforzar su sistema inmune ya que proporciona anticuerpos. Cabe destacar que la leche de fórmula no tiene esta posibilidad.

  • El sabor puede ser cambiante y depende en gran medida de la dieta que realice la madre.

  • La leche materna está diseñada naturalmente con la capacidad de reducir las posibilidades de gastroenteritis, gripes o infecciones.

  • Para el bebé es fácil digerirlo y no genera gases. Los gases y el estreñimiento puede estar presente en algunos chicos que la consumen.


Lo importante en este proceso es no sentir culpa, es muy común en las madres sentir que no están cubriendo las necesidades básicas de su bebé, no obstante la recomendación es mantener la calma y proporcionar amor, recuerda el foco principal es mantener un buen incremento de su peso y que pueda consumir los nutrientes que necesita para tener un desarrollo óptimo.


3 Mitos sobre el consumo de la leche de fórmula

Hablemos ahora de los mitos que se escuchan comúnmente sobre el consumo de la leche de fórmula.


#1. La fórmula se interpone en la relación y vinculación con tu bebé


Cuando uno alimenta a su hijo, no solo aporta nutrientes sino alimentación afectiva, das amor. En ese momento de intercambio de miradas, de atención es todo lo que tu hijo necesita.


Si estás muy angustiada, y el momento de la alimentación se transforma en un momento desagradable, de angustia y estrés, este no es el camino. La alimentación con fórmula, en estos casos, reduce tu nivel de estrés y presión de sentir que el bebé no está siendo alimentado correctamente, así ahora tendrás la capacidad de vivir este maravilloso momento por el cual estás pasando.


#2. Los doctores no están de acuerdo con la alimentación de la leche de fórmula.


La principal preocupación de tu pediatra es el bienestar de tu bebé, evitar problemas de salud en la madre y el bebé, lo cierto es que sin importar el reto que se presente a nivel de alimentación la recomendación es hablarlo con tu médico, ya que ambos tienen el mismo objetivo, un bebé saludable. Siempre hay opciones, necesitas alguien que respete tus deseos

y te acompañe en este camino.


Busca un médico con el cual sientas la confianza y empatía necesaria para consultar sobre cualquier problemática que se presente, esto será clave en el desarrollo de tu hij@.


#3. La fórmula no da una nutrición completa.


Te he compartido que contiene la leche de fórmula, las cuales han avanzado con el tiempo y hoy día incluso suman en sus compuestos vitaminas que no son proporcionadas de manera natural por la madre en el proceso de lactancia, con esto no quiero decir que sean mejor, pero lo cierto es que si pueden proporcionar los nutrientes necesario para aportar todos los recursos que tu bebé necesita en su crecimiento.


Un ejemplo claro sobre las vitaminas que aporta a diferencia de la leche materna es la vitamina D, incluso pueden contener ácidos grasos claves como es el caso del omega 3 DHA, este último contribuye al desarrollo del cerebro, sistema nervioso y los ojos en los primeros años de vida.


Mi recomendación


Antes de culminar quiero dejar en claro la importancia de contar con un especialista que te acompañe en los momentos claves del desarrollo del bebé. Cuando preguntas a tus amigas o familiares, cada una de ellas te hablará desde su experiencia y recuerda que “no todos los bebés son iguales”.


Si tienes dudas durante el proceso de lactancia recuerda que no estás sola, puedes solicitar una sesión de 1:1 conmigo por videollamada y aclarar todas las dudas que tengas con respecto a la lactancia, crecimiento y desarrollo de tu hijo.


Tu tranquilidad y tener la información al alcance también es clave para vivir la maternidad de manera plena y transmitir esta energía a tu bebé.




30 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page