top of page

Estimulación temprana, ¿Qué es?

Actualizado: 17 nov 2022

Hablemos de la estimulación temprana un concepto que debería ser de conocimiento común entre los padres, si es la primera vez que lo escuchas o no tienes claridad su definición, no te preocupes que te lo contamos todo en este artículo.



Es mucho lo que los padres pueden hacer para promover el desarrollo sano de su hijo. No es necesario contar con juguetes didácticos costosos ni aparatos de última tecnología para que crezca sano e inteligente.


La estimulación temprana es entonces el conjunto de técnicas y actividades que tienen su basamento en el área científica y son aplicadas de manera secuencial y sistemática. Este tipo de acciones se emplean en el bebé desde el momento que nace hasta los seis años de edad.


Ahora bien, el objetivo de realizar la estimulación temprana es justamente obtener un desarrollo al máximo de las capacidades cognitivas, físicas, emocionales y sociales. Logrando de esta manera ayudar a los padres a potenciar el desarrollo del niñ@.


Ahora antes de entrar en confusión es importante entender que la estimulación temprana no corresponde a una terapia y tampoco sustituye a la educación formal, es un plan alternativo que complementa y nutre el desarrollo del niño.


La estimulación está presente desde la primera etapa del niño, los diferentes estímulos tienen vinculación directa con el desarrollo del bebé, ahora bien es clave respetar el desarrollo individual y dejar de lado las comparaciones o las presiones, lo ideal es motivar el potencial de cada niñ@.


Causas que motivan la estimulación temprana del bebé

Con la estimulación adecuada, el cerebro del niño forma conexiones neuronales a un ritmo de al menos 1.000 por segundo. Sin embargo, existen indicios recientes de que dicha velocidad podría ser de hasta un millón por segundo. Estas conexiones se ven potenciadas por los entornos ricos, afectuosos y protegidos, en el contexto de una prestación de cuidados receptiva y lúdica que potencie el establecimiento de lazos de unión y de un vínculo seguro, contribuyendo así a un desarrollo emocional positivo.


Cuando se trabaja en el desarrollo de la estimulación temprana es vital el hecho de reforzar el vínculo a nivel emocional, además de los masajes y los estímulos sensoriales, utilizando todos los sentidos, a todo esto se suma el instinto natural de los padres que también es tan

importante en este proceso.


Durante todo el proceso también es importante tener presente la independencia e iniciativa del niño en todo el proceso de aprendizaje.


En primer lugar pensamos y recalco la importancia de la individualidad, donde cada niño es distinto, cada uno tiene su propio ritmo, su proceso de maduración.


El desarrollo depende de varios factores, además es clave reconocer patrones para presentarlos al bebé con las actividades adecuadas.


Todo el proceso deberá ser una experiencia positiva, por lo cual es inapropiado forzar al niño en la realización de las actividades, debemos darle su tiempo.


El juego es la clave en la estimulación ya que es la única actividad por la cual el niño se interesará en las primeras etapas y en estos espacios está completamente abierto y dispuesto al aprendizaje.


Al nacer disponemos de un cerebro completamente moldeable, que nos permite ir aprendiendo mediante las experiencias, visto del lado positivo nos prepara entonces a la adaptabilidad, esto se logra con determinados juegos que generarán una serie de estímulos repetitivos potenciando así las áreas cerebrales de mayor interés.


La estimulación como vínculo clave con los padres


El proceso de estimulación está íntimamente ligado al contacto con el bebé, de esta manera también se trabaja en la relación emocional, de esta manera se da inicio a la motricidad fina y gruesa, especialmente del lenguaje y la concentración.


En el juego también es posible reconocer el comportamiento del niño y como parte del proceso se encuentra el desarrollo de los caminos físicos, intelectuales, emocionales, creando motivaciones y como beneficio alternativo felicidad.


Un punto que no es menor es la dedicación que deben aportar los padres en el proceso de estimulación temprana, ya que el mismo requiere tiempo, sin embargo la recompensa también es tiempo de calidad con los hijos.


Consejos prácticos en la estimulación temprana


  1. Cada niño tiene sus propios tiempos, identifica el mejor para realizar las actividades, alejado del cansancio o la sobre estimulación.

  2. Los momentos del baño son cruciales para los masajes, son espacios en los cuales están relajados y abiertos al contacto.

  3. Los objetos a incorporar en las actividades deben ser agradables al tacto, oído y paladar.

  4. Los juegos deben ser espacios placenteros tanto para los padres como para los hijos.

  5. Los libros con texturas con un excelente artículo para utilizar. Así como la lectura de los mismos.

  6. Recuerda innovar y conocer, darles la oportunidad de explorar, descubrir y así se puedan adherir a nuevos aprendizajes.


Beneficios de la estimulación temprana


Realmente la lista de beneficios es amplia pero aquí quiero dejarte algunos tópicos que podrás conocer.


  1. Estimula a los niños al aprendizaje y adquirir nuevos conocimientos en su proceso.

  2. Les ayuda a desarrollar seguridad en sí mismos.

  3. Promueve la autonomía en los espacios en los cuales interactúan.

  4. Aprenden a conocer nuevos recursos para interactuar.

  5. Los lazos afectivos con los padres se refuerzan.

  6. Los incentiva y promueve la socialización.


En definitiva, la estimulación temprana es una herramienta excelente para aprovechar la capacidad y la plasticidad del cerebro de tu hijo. Logrando el desarrollo óptimo de las distintas áreas.


La estimulación temprana ayuda a fortalecer el cuerpo y a desarrollar las emociones y la inteligencia de tu hijo o hija. Integra estas actividades a su juego diario. Abrázalo, felicítalo, sonríele, háblale y dile lo mucho que lo quieres, así, contribuirás a su desarrollo pleno

y al cuidado de su salud.


27 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page