Empresas

Propongo encuentros virtuales con los departamentos de recursos humanos para implementar programas de apoyo a la lactancia materna.

Construir red de sostén es el desafío para las empresas y las madres trabajadoras. Acompañarnos, intercambiar experiencias, apoyarnos en la tarea de maternar y trabajar, con respeto y amor. 

_MG_0050.jpg

La continuidad de la lactancia materna no sólo beneficia a los bebés y sus familias. También resulta altamente beneficiosa para empresas y empleadores. El apoyo para que las trabajadoras amamanten puede ahorrar a los empleadores dinero en el largo plazo. Son muchos ya los estudios que indican que las empresas con un programa de apoyo a la lactancia materna ahorran un promedio de 3 dólares por cada dólar que invierten.

Veamos por qué:

• La evidencia científica ha demostrado, ampliamente, que los niños que reciben leche materna son más sanos, se enferman menos y, en caso de enfermarse, su dolencia es menos severa y prolongada.  

 • Además del impacto directo sobre la salud del bebé, esto significa menos gastos en consultas y tratamientos médicos, menor ausentismo de las madres.

• Las empleadas que eligen amamantar y encuentran que sus empleos no son un obstáculo para ello, experimentan una profunda sensación de bienestar y tranquilidad, mayor productividad, como también gratitud hacia sus empleadores. Por otro lado, al facilitarse la etapa de transición de retorno al trabajo se acortan las licencias adicionales a la licencia por maternidad. 

• Las empleadas que cuentan con apoyo a la lactancia, tienen menor riesgo de abandono laboral. Esto implica -para la institución-, mayor retención de personal experimentado y, por lo tanto, menor recambio de personal.  

• Mejora la reputación de la empresa porque refleja su inversión en el bienestar de sus trabajadoras y sus familias .