top of page

Maternidad y Trabajo, ¿Cómo Balancear la energía?

Mantener una vida laboral a la par de la maternidad es uno de los desafíos más importantes que afrontan las mujeres hoy día, el listado de pendientes crece cada vez más y nos siempre se cuenta con la energía o el tiempo para alcanzarlo, muchas se presionan para lograr los objetivos y otras lo viven desde un espacio más relajado, pero ¿Existe una fórmula perfecta?


La era industrial por suerte quedó en el pasado, la mujer tiene un protagonismo único y auténtico en sus hogares no solo como cuidadora sino como proveedora, así que la maternidad se ha convertido en un proceso retador.


Despídete de las culpas


Resulta más que necesario cuando hablamos de maternidad y trabajo hacer una parada obligatoria en el cuarto de las culpas, porque este cada tanto se abre de manera avasallante y genera emociones innecesarias que lejos de ayudarnos nos resta energía.


Eres mamá, ¡si!, pero también eres personas, necesitas espacio para ti, necesitas socializar con adultos, necesitas hacer algo para ti, aún cuando eso que quieres hacer sea dormir, la maternidad no se trata de una tortura, no tienes porque renunciar a todo y lo más importante, sentir que necesitas tiempo para ti “SENTIRSE DE ESTA MANERA Y DARTE TU PROPIO ESPACIO, NO ES SER MALA MADRE”.


Mi invitación en este punto es despedir la culpa. Aplaude cada logro y piensa en hacer lo mejor que puedas con los recursos que tienes. Tu decides que maternidad quieres vivir, entonces ¿Por qué no elegir una maternidad feliz?


Hablemos de Energía


Quizás nunca te detienes a pensar demasiado sobre la energía cuando hablamos de maternidad, es decir, estoy más que segura vives el desgaste y el cansancio pero no siempre hacemos ese espacio de reflexión y análisis sobre cómo la mala gestión de tu energía influye no solo en tu cuerpo sino en el desaprovechamiento del tiempo.


De hecho, ¿sabías que la gestión de tu energía está directamente relacionada con el cuerpo, las emociones, la mente y el espíritu?. El estado emocional tiene una implicación directa en nuestra energía y como madres también en la manera en la cual le enseñamos a nuestros hijos a lidiar con la vida.


Hábitos que pueden ayudarte a balancear tu energía


Cuida tu alimentación


Los alimentos reales tienen la capacidad de proveernos energía.

Un buen hábito que puedes implementar es realizar varias comidas de buena calidad al día y en pocas cantidades. Debes prestar atención no solo a la alimentación de tu bebé sino también a la tuya, que es igual de importante, muchas madres optan por sumar a su dieta ultraprocesados y muchos dulces con la finalidad de lograr picos de energías o comida chatarra, esta última con la finalidad de “ahorrar tiempo”, lo que terminas haciendo con estos hábitos es restarle energía a tu cuerpo y terminas sintiéndote más cansada.


Ejercicio, Cuida tu cuerpo


Seguramente estés pensando ¿Ejercicio en qué momento?, no estamos diciendo que vayas a correr una maratón o mucho menos, pero existen actividades que puedes desarrollar con tu bebé que te aportarán bienestar. Te menciono dos opciones simples:


  • Puedes realizar caminatas de 10 minutos con tu bebé en el coche y creeme cuando te diga no solo relajará a tu bebé, sino que tu cuerpo lo agradecerá.

  • Existen prácticas como el Yoga en el cual puedes realizar ciertas rutinas sumando a tu bebé y de esta manera compartir un momento juntos mientras lo haces.


Aprende a Delegar


Como mamá desde el primer día que tu hijo se gesta en el vientre comienzas a crear una conexión con él, más allá de este momento, la maternidad despierta un instinto y comenzamos a entender en lenguaje con el cual nos hablan nuestros hijos, cuando pasa el el tiempo nuestra necesidad de protegerlos aumentan, podemos verlos frágiles ante todas las circunstancias. ¿No es así?


En medio de este mar de sentimientos, necesitamos aprender nuestro mayor desafío, delegar, entender que necesitamos ayuda de nuestros entorno y esta interacción nutre positivamente a nuestros hijos, nadie dijo que sería fácil pero sí que es necesario. Debemos poder delegar en otros algunas actividades, y también confiar en otro las de cuidado.


Actitud positiva


Nos dejamos llevar por la rutina y las frustraciones, pero mi invitación es frenar y ver lo bello que hoy tienes en tu vida, tu hijo va creciendo y de a poco va a disminuir la demanda de sus necesidades y progresivamente recuperarás mucho tiempo, con esto en presente es clave tener una mente despejada y una buena actitud ante las situaciones, cuando lo necesites toma unos minutos, realiza respiraciones conscientes y regresa al ruedo.


Busca Inspiración


Es clave desarrollar alguna actividad que te guste y te ayude a salir de la cotidianidad de las actividades, pueden ser cosas simples como escuchar un podcast de temas que te apasionen, ver un video de comedia o dedicar un tiempo a la semana para ir a tu lugar favorito, no olvides ¡Tu también eres importante!


La Red de Apoyo, como clave fundamental


Una red de apoyo es un grupo de personas, generalmente lo conforman el entorno familiar o amigas cercanas con las cuales puedes contar. Esta red estará allí para atender cualquier duda menor (las dudas médicas siempre consultarlas directamente con un especialista), además recurre a este círculo para liberarte de tiempo y tener algunos minutos al día para ti, ¡También lo necesitas!


Puede que te parezca menor este punto, pero en realidad es muy importante, sentirnos contenidas, escuchadas, son aspectos claves para mantener nuestra energía y generar bienestar a nivel emocional.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page